30 sept. 2014

Quinta parada: Aloha y Mahalo, Hawai'i

Realmente estoy en el avión rumbo a San Diego escribiendo en papel. Ya lo pasaré cuando llegue ( y eso hago ahora mientras espero que pase esta noche en una casa en Los Ángeles, al lado del aeropuerto para coger mañana el vuelo de vuelta)

Dejar Oahu ha sido, quizás, lo más triste. Es la parte del viaje más lejana a España y, por eso, a la que hay más posibilidades de no volver.
Aunque, la verdad, espero y deseo volver... Pero para estar mínimo tres semanas recorriendo dos o tres islas.
Sé que la isla de Oahu es la menos impresionante de todas y las más "civilizada". Sé que que el resto de islas son más increíbles y esta más arraigada la verdadera cultura hawaiana. Pero, al fin y al cabo, ir a Hawaii no estaba en mis planes originales y tampoco me iba a poner tiquismiquis puesto que es a la que es más fácil ir.
Aún así, he visto paisajes y playas en las que nunca me había imaginado estar. Lost venía a mi mente a cada rato.

Quizás me vengo con la sensación de que me ha faltado ver más cosas sobre la cultura y la vida allí. Quizás debería haber ido al Polynesian Culture Center, pero es que joder! La entrada en condiciones eran como $100 y pico y además estaba bastante lejos.

Me lo apunto para tener pendiente un viaje a Big Island que es la isla más grande. La isla propiamente llamada Hawaii. Una de las menos americanizadas y con los paisajes más bonitos y contradictorios que puedes encontrar: playas de arena negra, ( pero negra brillante); volcanes eructando lava en el Parque de los Volcanes... Iré, iré.

Honolulu esta llenó de japoneses. El 85% de la gente que ves por la calle son de rasgos orientales. Ya sean habitantes propios de la isla, que son muy morenos de piel; o los turistas japoneses o coreanos.

De verdad que he estado en sitios increíbles. Empezando por Pearl Harbor. Estar allí me hizo estremecer. Es fácil imaginarse aquel día de diciembre del 41, a las 8 de la mañana, con el cielo lleno de aviones japoneses lanzando bombas y misiles. Explosiones por doquier y soldados americanos corriendo apenas despiertos, sin saber si quiere que estaba ocurriendo...
Ver el documental que te ponen e ir en barco hasta el USS Arizona ( uno de los barcos que hundieron cuyos trozos sumergidos puedes ver aún) y ver el memorial con los nombres de los que allí murieron...
De verdad que me hizo soltar alguna lágrima... También es cierto que te cuentan toda la masacre. Pero no te cuentan lo que hicieron ellos, meses después, como represalia...

Lugares como el Diamond Head o Lanikai, cuyas vistas nunca olvidaré. Lanikai, sin duda, mi sitio favorito. Tanto la subida a las colinas como su maravillosa playa.

Waimea Valley. Un auténtico bosque a revosar de flora exótica... Un lugar donde han grabado infinidad de películas y series (lost!! 😍)

Haleiwa, un pueblo totalmente dedicado al surf, en North Shore, que es la zona de la isla en donde las olas llegan a alcanzar, en invierno, hasta 8 metros.

En general, ir conduciendo ya es una pasada. Ver esas montañas verdes... Esas crestas volcánicas tan abruptas que parece que han sido recortadas por un niño pequeño... Mirar al frente y ver una playa increíble y volverte y ver esas formaciones rocosas... Ese es el encanto de Hawaii...
Playas como esas, y quizás mejores, las hay en el Caribe. Pero el mirar atrás y ver esas creaciones volcánicas, mirar a los lados y ver islas tan disformes... Eso sólo lo tiene Hawaii y sus volcanes.

Quiero volver. No sólo por sus paisajes... Quiero volver a sentir eso. Ese espíritu ancestral quepuedes respirar cuando sales de la ciudad... Quiero empaparme más de él.

Realmente sientes ese espíritu del Aloha del que tanto hablan. Es difícil de explicar, pero esa sensación de bienestar, esa paz... Como si conocieras a todo el mundo. Como sentir que la tierra, propiamente dicha, te está aceptando allí. Aloha es una palabra fascinante, llena de significados y de emociones...
Mahalo; E komo mai... Son palabras tan bonitas y gratificantes...

Aloha es Hawaii...

Aloha, Oahu. Mahalo por compartir conmigo esas sensaciones...

No hay comentarios:

Publicar un comentario