16 sept. 2014

Finishing my second stop: The end of my route 66

Cuando llegas a lugares nuevos aprendes cosas. Cuando llegas a Santa Mónica te informas de que la famosa ruta 66, esa que recorre el país de este a oeste, acaba justo en el muelle. Te enteras también de que California pasa por una terrible sequía. De seguir así sólo podrán auto abastecerse de agua hasta 2020. Incluso en estados más puramente desérticos, como son Nevada, Arizona etc llueve más.
Aprendes también a saber que sin coche no eres nadie aquí. Y si encima no tienes gorra la has cagado...
No, en serio. El transporte público se basa en diferentes modelos de autobuses cuyos horarios de ruta se pasan por la misma zona donde yo me paso muchas cosas. Además, como ya he dicho más veces, las distancias son enormes, y calcular una hora de trayecto es normal aquí.
Que Los ángeles sea un condado con más de nueve ciudades y cuya extensión abarque demasiadas millas tampoco ayuda a llegar a los sitios rápido. Y todo ese condado es lo que nosotros conocemos como Los Ángeles, propiamente dicho. Para cada zona tiene autonomía propia con su ayuntamiento y su definición de ciudad.

No voy a enrollarme mucho. Como cuando deje NY, me invade un sentimiento contradictorio de dejar una ciudad a la que no se sí volveré pero me alivia saber que esto todavía no se acaba aquí.

Mañana cogeré un vuelo a San Francisco, un vuelo cortito de hora y media, y como dice la canción:
If you are going to San Francisco, be sure of wear some flowers in your hair...

No voy a llevar flores en el pelo, pero las llevaré puestas por dentro para entrar a la ciudad, dicen, más europea de América y que acogió todo el originario movimiento hippie de Norte América.

La vida en California se vive mejor. No estrés y no problemas. Playa, sol y deporte. Así vive todo el mundo, nos ha jodido! Y eso se nota en la gente y en lo agradable que suelen ser.

Hasta aquí mi despedida de la segunda parada de mi viaje y la primera en California, aún queda dos en este estado y una un poco más lejos.
Pero descuidad, seguiré dando envidia a través de instagram, Facebook y demás!

Buenos días, España. Buenas noches, California.

No hay comentarios:

Publicar un comentario