27 ene. 2013

[Actualidad] De gatas radiactivas en celo en universos paralelos...


No voy a empezar como siempre empiezo. Ya todos sabemos que lo poco gusta y lo mucho cansa. Aún así, y después de meditar mucho qué hacer a estas horas un sábado por la noche, (y salir no cuenta porque se está muy agustito en pijama, con la música de fondo y sentado en el sofá) he decidido volver a dejarme llevar. Igual es tarde para una peli, o no, pero ciertamente no sé que peli ver. Y debido a mis indecisiones que me pueden llevar a estar más de una hora decidiendo qué ver, pues ala, me pongo a escribir y listo.
Aunque tampoco sé escribir. Estoy espeso. En fin, intentémoslo.

Mi madre siempre me dijo que el que mucho aprieta poco abarca. Y estoy empezando a ver que es verdad. Después de una larga temporada de apertura de frentes me doy cuenta, tiempo después, de que no se ha cerrado ninguno. Y realmente me gustaría hacerlo.

Hablemos sobre la teoría de cuerdas. Realmente me tranquiliza, a veces, pensar sobre esto. Volar y volar con la imaginación hasta un "fundido negro". Profundicemos pues. Resumiendo, dicha teoría de la Física Teórica dice que, por cada decisión que tomamos, se crea otro universo paralelo en el que nuestros "paralelos yos" han tomado la/s otra/s vía/s posible/s. Con lo cual existen infinitos universos paralelos con infinitos "Túes" y "Yoes". Ergo, tenemos infinitas vidas paralelas, con infinitas posibilidades. Ergo, habrá Yoes muertos, ricos, arruinados, casados y con hijos, en Hollywood quizás. Ergo....
Ergo, esto no viene a nada. Solo a pensar e imaginar que será de cada uno de tus reflejos cuando te aburres. Quizás nosotros estamos en un universo paralelo que es reflejo, y no el original. Quién sabe. Son pajas, más mentales que otra cosa, de gente que se aburre con la vida física y biológica y se entretiene en la especulación, en la vida teórica y supuesta. En el "y si sí" o "y si no". Y me cuento entre ellos. Pero venga, va. No es que me aburra, solo es que intento ir más allá. Eso es todo.

¿Quién no ha pensado nunca en esos por qués? Parar el tiempo, retroceder, avanzar, repetir. Sobre todo para tener una nueva oportunidad de elegir ante decisiones que quizás no fueron las más acertadas. O para decirle algo a alguien en ese momento en el que no lo dijiste y la cagaste para siempre. Tal vez para congelar el tiempo en el que fuiste feliz con esa persona, o hacerlo para que no se vaya y llegar a poder serlo en ese pequeño intervalo de eternidad de la que dispondrías. O, simplemente, para esperar a ese alguien.

De momento me contento con estar escuchando la maravillosa BSO de Django, la D es muda, por cierto, mientras dejo escribir a estos dedos míos.

Bueno tampoco hagáis mucho caso a esto. Es fruto de muchas horas de visionado de The Big Bang Theory. Se me olvida, casi, comunicaros que mi próximo post lo haré en Klingon. Y ya que preguntáis, os dejaré con la Paradoja del Gato de Schrödinger, para que, salvando las distancias, cuando tengáis que hacer, decir, pedir, etc. algo a alguien seáis más optimistas. La teoría, resumiendo, dice que si metemos a un gato en una caja con una botella de gas venenoso y una partícula radiactiva 50% inestable (de detonar, obvio), el gato estará a la vez vivo o muerto antes de abrir la caja y verlo. Ea, cada cual que saque las similitudes en la vida real. De nada.

Frentes abiertos, cerraros ante mí.

Buenas noches.