31 dic. 2014

Un 2015 de dragones y unicornios.

Cuando hace un año escribí el típico mensaje "despedida de año", (como este) tenía muy claro que 2014 no iba a ser mi año, que sería un año puente, un año ascendente. Tenía claro que mi año iba a ser 2015.

Sabiendo eso, me colmé de paciencia y desterré las ilusiones típicas y esperanzadoras que pones con la entrada de cada nuevo año. Me decía: "Chris, tranquilo, este año es puente, nada más." Y, poco a poco, he ido recorriendo ese puente para llegar a hoy, a unas horas de cruzarlo por completo y poner un pie en la orilla que me espera al otro lado. Desconocida, pero que ya, de por sí, tiene unos lugares marcados a los que tengo que acudir. El nuevo año empieza con motivación. Empieza bien. Comienza de manera prometedora. Y eso hace que no me dé miedo la niebla que cubre lo que hay en la orilla y no me deja ver.
No puede ser de otra forma cuando, en una semana, estreno mi primera obra como autor, y, un mes después, estrenaremos otra.

Pero qué decir de ti, 2014, que tan poca fe tuve en ti. Hasta el momento, ha sido mi mejor año profesionalmente. Dos grandes obras para darme cuenta de que amo más aún este arte de interpretar. Un Amor Malentendido, con un pedazo de equipo que ha sido todo un éxito. Que me ha llevado a conocer a grandes profesionales y personas y que me ha dado a conocer, a mí también, en un círculo muy bonito de gente muy bonita y de la que, espero, surjan muchos proyectos.

Es típico echar la vista atrás cuando casi se te escapa de las manos el tiempo en cuya etiqueta de caducidad pone "2014". Es típico decir que grandes personas han llegado a tu vida, que otras se han marchado. Que has vivido decepciones y alegrías. Momentos buenos y momentos malos. Pero es que ES lo NORMAL. No es nada excepcional. Y me compadezco de la pobre alma cándida que no haya percibido esto en sus vidas. 365 días dan para mucho. De eso trata esta película nuestra. De eso va este libro sin final. Esto es ser persona. Esto significa vivir. Ser un valiente, soñador, luchador, bla bla bla. El que ha sufrido y llorado de dolor. El que ha reído y ha llorado de alegría. El que ha visto todo negro para, poco después, descorrer la tela y verlo con una luz casi cegadora, ensoñadora y real (Sí, vivir es contradictorio.) Caer y levantarse. Levantarse y caer. Los que han conocido y despachado. Amado y odiado.... puntos suspensivos... y más puntos. LUCHAR por los SUEÑOS.

No nos creamos excepcionales. Sin duda, todas esas cosas son las que espero en cualquier persona que conozco. Luchar no es un privilegio. Es una obligación. Darse de bruces contra suelo es lo mejor que te puede pasar. Significa que estás apostando e intentando alcanzar algo que deseas. Algo que te importa.
Levantarse, es una obligación. Y ver pasar el viejo año echando la vista atrás lo justo, también. Lo hecho, hecho está.

También es típico dar las gracias a toda la gente que te ha querido y ha estado a tu alrededor. Que te ha hecho ser mejor persona. Que te han hecho sacar lo mejor de ti. Que te han hecho esforzarte al máximo y que te han dado la motivación necesaria para ser lo que, hoy, día 31 de diciembre, eres.
Y yo, como soy un topicazos, también quiero entrar en el saco de esos que dan las gracias.
Gracias personitas del 2014 que me habéis aportado cosas que me han hecho aprender.

Un placer, 2014.  Cuando quieras, 2015.

Nos vemos el próximo año.

Porque volveremos.

Más fuertes.

Más motivados.

Más imaginativos.

                                     Montados sobre dragones....

                                                                                  ... sobre unicornios.

Con más historias que contar....

                                                 .... y que escuchar.

Con más besos que repartir...

                                                   .... más insultos que tragar.

Lloraremos.

Reiremos.

Pero todo más fuerte.

Volveremos.

Soñadores.

Siendo más actores.

                                                Siendo más....

                                                                         ......personas...